Sobre la autora del blog.




Marcia Losada García
LA HABANA, 1961

Licenciada en Filología Clásica en 1984, Máster en Estudios Semánticos Aplicados en 1999, Doctora en Ciencias Filológicas en 2003 por la Universidad de La Habana y Diplomada posdoctoral en Filosofía de la Complejidad en 2009, por el Instituto de Filosofía de la Academia de Ciencias de Cuba. Se ha desempeñado como profesora titular de la Facultad de Artes y Letras y de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana durante 35 años ... leer más.


lunes, 4 de octubre de 2021

Lexicografía personal, por Dra. Marcia Losada García.

 

Lexicografía personal[1]

 

 

Hoy quisiera conjurarte, traerte desde el recuerdo.

 y busco para ti  esa palabra nueva y española,

que no haya tocado el mundo todavía.

Con ellas administro mi locura,

 arropo mi frágil mente, 

                        cubierta solo por palabras.

 ¡Y palabras tengo!

Palabras- lunes, tenaces, desafiantes

con ellas cambiaría al mundo,

y después nada

¡la duda inmortal ¡

“la insoportable levedad del ser

o del no-ser, nunca más.

Regañadientes, las de martes,

palabras-grupos, borregas aquiescentes,

salen una a una ,del cerco de mi boca,

como reses taciturnas;

                                a morir;

así, martes, resulta día exitoso de palabras.

Hago cosas con palabras miércoles y jueves;

palabras oídas,

a veces apenas escuchadas:  

y enseño y enseño y enseño con palabras enseño ,

o tal vez, predico.

Penélope impaciente, terriblemente lúcida en mi locura,

continúo tejiendo la demencia,

en urdimbres de arabescos caprichosos.

 

Con palabras- viernes siempre regreso a ti.

Y las palabras salvan

 nuestra relación lexicofágica y promiscua,

palabras barrocas,

maltratadas, pero una vez bellas,

 y hasta un poco sucias cual vitrales zurcidos …

entonces ellas agradecen,

iluminando, apenas, un lugar mudo de luz.

 En sábado y domingo, las bebo, las respiro, 

 y, sobre todo, 

las cambio de bolsillos;

son ellas las que pueblan mis sueños de hogar;

y como piedras de Sísifo,

dan paz a mi alma.

Mientras regresan las palabras

                                viernes.




[1] Del libro secreto de la autora Vitrales zurcidos