Sobre la autora del blog.




Marcia Losada García
LA HABANA, 1961

Licenciada en Filología Clásica en 1984, Máster en Estudios Semánticos Aplicados en 1999, Doctora en Ciencias Filológicas en 2003 por la Universidad de La Habana y Diplomada posdoctoral en Filosofía de la Complejidad en 2009, por el Instituto de Filosofía de la Academia de Ciencias de Cuba. Se ha desempeñado como profesora titular de la Facultad de Artes y Letras y de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana durante 35 años ... leer más.


lunes, 29 de noviembre de 2021

¡Atención! Editorial.

 

el blog recesa hasta el 10 de enero de 2022.

editorial

 

Estimados lectores:

Ad portas del 2022 lleguen a todos Uds. mis buenos deseos, deseos de salud y de un próspero y más llevadero nuevo año.

A propósito, algunas reflexiones-exhortaciones que me han sido útiles como herramientas de vida en esta etapa-Covid y, quizás, puedan ser de interés para alguien más. Como cubanos, como ciudadanos de un mundo que nos demanda nuestra responsabilidad de ser “propietarios” del entorno, actuemos, primero que todo, con responsabilidad y solidaridad para reconstruir y construir una nueva normalidad en el entorno cubano y de cada país.

 Mejoren de salud los que estamos aquejados de males; un poco de paz para el dolor aquellos que han sufrido pérdidas irreparables; valor y resistencia para los que apoyamos a nuestros seres queridos -familiares y amigos, cercanos - en la agotadora batalla de mejorarles su calidad de vida, agravada por secuelas de esta catastrófica epidemia.

No olvidemos que nuestro país nos necesita activos –existen numerosas formas de actividad- y en todas las que participemos estemos atentos al entorno, seamos creativos, seamos honestos. Sería muy positivo estar incorporados a un proyecto creativo local o ejecutar alguno personal, a nuestro alcance.

Exhorto a decir no al solapamiento de escenarios individualistas, y a aportar nuestro esfuerzo -el permitido desde las condiciones personales- en función de acciones sociales constructivas, con pensamiento innovador. A contribuir activamente a que impere el humanismo y no primen las leyes de un mercado, despiadado e impersonal, que golpea a todos.

También, a través de instituciones afines a nuestra cosmovisión, a dar continuidad a ideas, tradiciones y acciones edificadoras en las que Cuba es riquísima, para transformar la sociósfera, con inteligencia y civilidad. “la patria es ara no pedestal” – nos enseña Martí.

 Los insto a seguir trabajando en generar empatía y a seguir ayudando a los más necesitados; siempre podemos dar, compartir, intercambiar lo que tenemos, pues si algo ha sembrado más hondo convicciones en mí, en estos tiempos antropocénicos de epidemia, es el vivenciar que nos completamos y nos hacemos más felices tendiendo puentes de entendimiento – y cuando sea posible, de afecto- con la OTREDAD.

Dentro de nuestras posibilidades cognitivas, efectuemos el recorrido de significación que transita desde la incertidumbre como estado impulsor hasta alcanzar el saber de realidad que nos facilita el cumplimiento de metas y objetivos, para ello apoyemos nuestras decisiones, para que emerjan con eficiencia pragmática, las valoraciones más que voliciones sin jerarquizar, pues las emociones son necesarias, pero no suficientes, para edificar y leer el contexto en estos tiempos complejos.

trabajemos desde la cultura de cada país hacia el mundo pues en el mundo somos, pero solo florecemos cuando echamos raíces desde el sentimiento patrio.

Agradezco:

A mis compatriotas, que desde sus diferentes formas de saber han contribuido a hacer posible ahora y en lontananza una Cuba mejor y más segura en la esfera de la salud.

A mi familia, en especial a mi esposo Alejandro y a mi hermano Horacio que han hecho factible y probable el cuidado de mi salud y la de mi hijo y me han permitido colaborar modestamente con los demás, en proyectos que he culminado con éxito y han propiciado las “interacciones materiales” con mis cercanos. Al Arq. Juan García que insiste en soñar desde una cultura urbanística con el Municipio que todos queremos…

Mi deuda de gratitud :a los Dres. en C Filológicas Roberto Espí, Sergio Valdés, Mayelin Hernández, Gonzalo Torricella, Elisa Domeq., Orquídea Pino, a la Dra. en Matemáticas Mirian Nikado,  a mi siempre tutora A. Pardo, al M. Art Alejandro Cánovas, a todos, por sus colaboraciones directas al momento, en que desde sus instituciones o personas individuales, han incentivado, avalado, revisado críticamente, o han prologado mis dos últimos libros, escritos durante 2020-2021( ya  entregados y en proceso de edición electrónica por el Ministerio de Educación Superior Cubano, por Eduniv y el Sello-UH). Agradezco a la Biblioteca del Congreso de EE UU por acoger motu propio todos mis libros, con lo cual puedo llegar a un mayor número de lectores. También a los numerosos internautas internacionales que leen esta vitrina de trabajo, a los COLABORADORES de este blog, que puede ser leído mediante la plataforma GOOGLE.

Mi reconocimiento a los amigos y vecinos que me han apoyado desde el universo web y con su presencia en el día a día, en especial durante los ingresos- Covid de mi hijo.  A la Ms Laritza. Martínez (UCI) a la doble Doctora en C Médicas A. Peix, a la doctora en medicina Margarita, “vecina de mi misma escalera”, por el cuidado responsable y desinteresado de ambas por nuestra salud; a la enfermera Lic. Nodalys del policlínico de Puentes Grandes. A los Lic. Miguel Núñez y a la Lic. Anabel Aragón, al Ing. Broche, siempre vecinos atentos y lectores avezados; a mi vecina Isidra y a Alié, con su hijito Antonio (el de las Crónicas de Antonio publicadas en este blog) gracias, por su solidaridad.

A mis plantas, a mis peces, a mi popular mascota Pako, a mi Stich de WhatsApp y otros personajes de la literatura universal con los que convivo y pueblan mis sueños pero que prefieren permanecer en secreto...

Y, sobre todo, a mi valiente hijo Darío, técnico de este blog y “compañero de navegación”, que calladamente, a pesar de sus dificultades de salud (las “viejas” y las “ahora adquiridas”) batalla contra las adversidades de la vida cotidiana y estudia y trabaja y me acompaña y edifica mi espíritu, ese espíritu, que es con el que trato de dialogar con Uds.

Gracias a todos los lectores. y deseo, con todos y para el bien de todos, un mejor año nuevo para mi patria.

Atte.,

Dra. Marcia Losada García

Prof. Titular-UH

 

miércoles, 3 de noviembre de 2021

Texto completo: ¿Por qué nos impacta la incertidumbre? (Una mirada desde la semántica y la mitología), por Dra. Marcia Losada García

 Óleo sobre lienzo de John William Waterhouse: Las danaides. 1903.Resumen 

 Para abordar la incertidumbre desde la semántica y la mitología la asumo como una actitud linguo-mental adaptativa, producto de la inestabilidad, segmentalidad, transformación de las percepciones, emociones, valoraciones aptitudes-actitudes y conductas del sujeto ante un amplio espectro de inputs en períodos cortos de tiempo; esta actitud linguo-mental deviene necesaria para afrontar la adecuación pragmática del ser humano en su relación mente- signo-mundo. Así, el sujeto se somete a constantes autorevisiones, para lograr una variación conductual eficiente como respuesta ante los atractores socio-culturales cambiantes del entorno. La incertidumbre así definida brota de la mirada del sujeto-observador, focalizando sobre una realidad compleja e inestable. La incertidumbre nos impacta en época de pandemia, aunque las rutas a través de las que emergen en nuestras mentes no sean exclusivas del segmento temporal pandémico.

 También, sin embargo, resulta un estado impulsor de potencialidad…

Descargar texto completo